viernes, 25 de diciembre de 2015

ES NAVIDAD

Hoy celebramos la festividad del Nacimiento de Jesús. Es una fiesta muy popular, que no significa lo mismo para todos nosotros. En algunos casos, la alegría por este acontecimiento aparece forzada. No sale de nuestro corazón. En otros, salimos a las plazas y calles para anunciar la gran noticia. En Belén, nace el Señor. Durante el Adviento, nos hemos reunido en las iglesias para prepararnos de la manera más adecuada para recibir a Jesús. Es cierto que cambia el ambiente exterior, pero no olvidemos lo que es más importante. Nos trae un mensaje de paz, amor y concordia. Es hora de aplazar diferencias, buscar cosas que compartir. La sociedad aparece crispada por diferencias que parecen insalvables. Vamos a solucionar lo que sea necesario para que reconciliados, podamos reunirnos en una mesa para celebrar el cumpleaños de Jesús. No es obligatorio estar alegres. A las personas que viven solas, están enfermas o sienten que la vida no les trata bien, debemos ofrecerles nuestro apoyo y solidaridad. Cuando caminamos presurosos por la calle para realizar los últimos preparativos para la Pascua, debemos ser conscientes de que nos podemos cruzar con una persona que está sufriendo. Quizá ha perdido a un ser querido o no tiene medios para poder cenar en la Noche Buena. Necesita, al menos, que le dediquemos una señal de afecto, una mirada. Una estrella aparece en el firmamento que se mueve lentamente para posarse en la casa de cada uno de nosotros. Alegraos, un Niño nos ha nacido. Nos trae la paz, escuchadlo. Es Navidad.

lunes, 21 de diciembre de 2015

20D: AL DÍA SIGUIENTE

Ha pasado la jornada electoral y la imagen que queda de España es multicolor. No es signo de alegría sino de serenidad, aunque sea impostada, ante los retos que se nos presentan. Entrar en el análisis de los motivos que han llevado a millones de españoles a cambiar su voto, aun en contra de sus propios intereses, queda para más adelante. Han faltado en esta campaña propuestas realizables,  por encima de eslóganes que tanto servían para un roto que para un descosido. Ninguna oferta novedosa para afrontar los retos a los que nos enfrentamos. No es lícito y puede ir en contra de nuestros intereses, votar por despecho o venganza. Cuando la imagen que muestra no nos gusta, nunca será la solución romper el espejo. Votar en contra de puede llevarnos a cometer errores que deberemos lamentar, aunque agua pasada no mueve molino. El Partido Popular ha tenido en contra una campaña brutal e injusta en la que la primera víctima ha sido la verdad. La cuerda de presos, propia de tiempos medievales ha vuelto mezclando a justos e injustos. Los socialistas, sin decidirse a hacer esa renovación interna y de proyecto político que tanto piden para los demás, siguen hundiéndose en la mediocridad, pretendiendo un poder que los electores les han negado. Un solo diputado socialista en Navarra es una mala noticia para los navarros. Es necesario, en España, un partido socialdemócrata fuerte, capaz de hacer frente a las necesidades de una sociedad moderna y europea. El PSOE, con una dura crisis de liderazgo y dividido internamente, no ha sabido ocupar ese puesto. Ciudadanos quiere situarse en un centro imaginario, pero tendrá de decidirse. Podemos es un globo que se ha inflado demasiado. Ha recibido votos prestados que debe devolver. El falso dilema entre partidos nuevos y viejos nos ha llevado a levantar un partido revolucionario, propio de los tiempos de Lenin. Pasan del agipró callejero (agitación y propaganda) a un parlamento democrático. Aunque disfrazados de corderos, ya empiezan a asomar la patita. Suponen un riesgo muy serio. De verdad.

domingo, 13 de diciembre de 2015

LA IMPORTANCIA DEL VOTO

Dentro de unos días, los españoles vamos a ser llamados para depositar nuestra papeleta de voto en una urna. Nuestra decisión no puede ser fruto de un arrebato momentáneo, ni de un afán justiciero que no es el momento, ni debe ser nuestro cometido. Las diferentes candidaturas pretenden regalarnos el oído con lo que creen que queremos escuchar. Algunos, no pudiendo ganar la partida, pretenden cambiar las reglas de juego. En estos difíciles momentos, en los que tantas cosas dependen de nuestra decisión, no es la hora de eludir responsabilidades, no acudiendo a votar, depositando un sobre vacío (voto en blanco) o una papeleta rota o con tachaduras (voto nulo). No es la mejor decisión, pero es nuestro derecho. Si decidimos participar, debemos hacerlo conscientes de nuestra responsabilidad. La campaña electoral poco nos ha aclarado de lo que realmente queremos saber. Convertida en la feria de las vanidades, hemos visto un desfile de belleza con poco contenido. No debemos elegir al más guapo, ni al que mejor habla, aunque tenga pocas cosas que decir; tampoco a quien parece estar en un zoco persa donde todo se compra y se vende hasta la dignidad. El Partido Popular es el partido del pueblo, que conoce bien nuestras necesidades y aspiraciones. Es una apuesta segura. Quedan muchas cosas por hacer y los ciudadanos son lo más importante. El PSOE ha hecho una mala campaña. Es una mala noticia. Partidos emergentes como Podemos (riesgo alto) o Ciudadanos (riesgo medio-bajo) tienen el inconveniente de dispersar el voto sin beneficio para nadie. Al elegir la papeleta no nos debemos fijar solo en el emblema del partido, sino también en los nombres de los candidatos que nos deben decir qué quieren hacer con nuestro voto y porqué debemos darles nuestra confianza. El día 20, todos a las urnas. Es nuestro derecho y nuestro deber.

domingo, 22 de noviembre de 2015

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO

Hoy celebramos, con gran solemnidad, la festividad de Jesucristo, Rey del Universo. Así finaliza el Año litúrgico. Un rey que lleva, en la cabeza, una corona de espinas y una caña por cetro. Así nos lo muestra San Juan en el evangelio de hoy. El diálogo de Jesús con Pilatos es una muestra de inteligencia. No necesita un gran ejército, ni una guardia que le proteja. Sí, es Rey, pero su reino no es de este mundo, donde dominaba, entonces y también en la actualidad, el pecado, la violencia, el engaño. Su mensaje de paz y amor moverá los corazones de muchos que le siguen con esperanza. Hasta entonces, no habían oído palabras como las que decía el maestro porque la verdad estaba con Él. El camino hacia la Jerusalén celestial aparece, para nosotros, lleno de dificultades. Peregrinos, contamos con Jesús que como un pastor que cuida amorosamente sus ovejas, así nos lleva por el camino más adecuado. Con la ayuda del Espíritu Santo, tenemos la importante misión de transformar esta sociedad. Queremos alcanzar un mundo mejor y más justo, por medio de la oración y la gracia que recibimos en los sacramentos. Vayamos juntos al encuentro con el Señor, para escuchar su llamada a la santidad y así, al final, podamos convertirnos en miembros del Reino de Dios.

sábado, 14 de noviembre de 2015

CON PROFUNDO DOLOR

Cuando, esta mañana, he conectado la radio para conocer los estrenos de cine de la semana, he escuchado la terrible noticia del asesinato, en París, de más de cien personas a quienes habían quitado la vida en nombre de Alá, el misericordioso. No podía entenderlo. La sensación que queda es de dolor e impotencia. Soy cristiano. Sigo a Cristo, Dios hecho hombre, que pasó por la vida haciendo el bien y dio su vida, en un supremo holocausto, por todos nosotros. Es una blasfemia invocar el santo nombre de Dios, mientras se asesina a personas indefensas. ¿Qué puedo hacer, como cristiano comprometido, en estos momentos de dolor y rabia contenida? Difícil respuesta. A estas alturas de mi vida, mi principal dedicación es ser testigo del Evangelio, denunciar las injusticias y violaciones de los derechos humanos que se producen a nuestro lado. El primer derecho, sin el cual los demás no tienen sentido, es el derecho a la vida. No hay nada que pueda justificar privar de la existencia a cualquiera de nuestros semejantes. Nuestro rechazo al terrorismo debe ser firme, sin dejar ninguna duda. En el pasado siglo, hace ya varias décadas, tuve la premonición de que, en el futuro, la principal amenaza para nuestra seguridad ya no iba a ser el comunismo sino que podría proceder de los países musulmanes. Temo que se esté cumpliendo. Árabes, judíos y cristianos compartimos un mismo Dios, aunque le pongamos un nombre distinto: Alá, Yahveh, Dios. También un mismo patriarca: Abraham. Es el momento de elevar juntos nuestras oraciones por la paz y el entendimiento entre todos.

domingo, 25 de octubre de 2015

TIEMPOS DE DIFICULTADES

El tiempo pasa, aunque no nos demos cuenta. No podemos negar una realidad que cada cual ve desde su particular punto de vista. En demasiadas ocasiones somos injustos y nos equivocamos en nuestro juicio. Es cierto que tenemos que ser exigentes en defensa de nuestros derechos y cumplidores de nuestras obligaciones. Para exigir antes hay que dar. La responsabilidad que tenemos de nuestros actos nos debe servir para medir sus consecuencias. Disueltas las Cortes Generales, los políticos nos ofrecen su mercancía, a veces averiada, en una España convertida en un zoco árabe, un gran mercado donde todo se compra y se vende hasta el honor. Al enemigo ni agua. Debemos desterrar esta equivocada idea. En una acepción noble de la palabra política no hay enemigos; solo rivales y proyectos distintos. El Partido Popular cuando llegó al Gobierno se encontró una España arruinada, a merced de las tempestades. La tarea que había que realizar para enderezar esa situación era ciclópea. Mariano Rajoy no es un hombre guapo, ni tiene una palabra cautivadora, pero ha sido un buen gestor. Los españoles hemos recuperado un lugar en la historia, que habíamos perdido en manos de los socialistas. Todo lo logrado puede perderse. La palabra cambio que nos cautivó hace tantos años ahora se utiliza para fines perversos. Es de sabios ver lo que haya sido acertado, para conservarlo y mejorarlo si es preciso. Nuestras propuestas deben estar al servicio del bien común y de la búsqueda de soluciones a nuevos problemas. Cada época tiene sus propios retos. Es cierto, tenemos dificultades. Ahora, debemos mirar al frente y otorgar o negar nuestra confianza. No estamos en una pasarela de moda, buscando al más guapo ni tratamos de encontrar al mejor orador que nos pueda engañar con sus palabras. Va a ser una decisión difícil. Qué decir de Pedro Sánchez que ofrece un mensaje caduco, que incluye violaciones de nuestros derechos como ciudadanos y eliminación de nuestras libertades, volviendo a hechos pasados que debemos recordar, sí, pero para que no vuelvan a ocurrir. A Albert Rivera hay que decirle que no basta una cara bonita y palabras huecas. Tiene mucho que aprender. Pablo Iglesias no tiene sitio ni aunque le ayude Diógenes con su candil. Su mercancía está averiada y los españoles jugamos en otra liga.

domingo, 13 de septiembre de 2015

GOLPE DE ESTADO EN CATALUÑA

La convivencia entre las personas, en paz y concordia, está basada en la aceptación de una serie de reglas y principios. El imperio de la ley es absolutamente necesario. De lo contrario, seríamos peores que los animales en la selva, que se guían por un instinto de autoprotección y supervivencia. El pueblo de Cataluña está dividido por culpa de unos políticos irresponsables, en dos partes irreconciliables. Por un lado, Artur Mas, cazado en su propia trampa, está a merced de los secesionistas, que sin ningún sonrojo, ya hablan de una república catalana. Juguete roto, se esconde tratando de eludir su responsabilidad por la pésima gestión de los asuntos propios de la república. Tienen a su disposición todos los medios públicos de comunicación de Cataluña y la complicidad de los privados, como altavoz de sus propuestas. Los defensores de la democracia en Cataluña aparecen divididos y no se expresan con la claridad y contundencia que sería necesaria. Están en clara inferioridad de medios frente a los secesionistas. Qué queda de aquellos que, hace no tantos años, pedían libertad y estatuto de autonomía. Ya no hay libertad en Cataluña y el Estatut ha cargado a todos de cadenas. En estas elecciones, nadie habla del futuro que nos espera. La proclamación de independencia no es un bálsamo milagroso que cure todos los males. Todo lo contrario. Es un golpe de estado contra la Constitución y el Estatuto de autonomía. Ante este acto ilegítimo, el Gobierno (español, por supuesto), debe tomar todas las medidas necesarias para restaurar la legalidad y la integridad territorial. Los edificios e instalaciones más sensibles deben ser protegidos a toda costa. En los organismos internacionales, están los estados así reconocidos. Si se separa, Cataluña no solamente quedaría fuera de la Unión Europea sino también de Naciones Unidas y todos sus organismos. Ésta es la dura realidad que ocultan los secesionistas. Quien diga lo contrario. miente.

domingo, 30 de agosto de 2015

UN HOMBRE DE PALABRA

Una de las características más importantes de los seres vivos es la posibilidad que tienen de comunicarse. Los seres humanos podemos hacerlo de forma oral y escrita. El lenguaje es el medio de comunicación de los seres inteligentes  y lo utilizamos principalmente para expresar sentimientos e ideas. Nuestra sociedad debe apoyarse en el ejercicio del derecho a una información veraz y un conocimiento puntual de los hechos que nos pueden afectar. Pocas veces es posible. Una buena formación moral es necesaria. En nuestros pueblos, se valoraba mucho que dijeran de nuestro vecino o conocido que era un hombre (o mujer) de palabra. En los intercambios comerciales no era necesario un documento escrito. Un apretón de manos y la palabra era suficiente. Los tiempos cambian y no siempre para bien. En la actualidad, sentimos que el fraude, el engaño que se produce con frecuencia, ha erosionado nuestra confianza en personas e instituciones. Esa desconfianza nos paraliza y no siempre está justificada. Naturalmente, debemos dar ejemplo con nuestra propia sinceridad. No apresurarnos en el juicio, ni sacar conclusiones precipitadas es adecuado consejo. Una buena formación moral es necesaria. La capacidad de discernimiento entre el bien y el mal, lo correcto y lo incorrecto, además de una completa información de los hechos y circunstancias nos pueden llevar a un juicio más acertado. Los ciudadanos no podemos quedarnos atrapados por las pequeñas anécdotas de cada día. Miremos al futuro con esperanza. Cuando llegue la hora de la siega, será el momento de separar el trigo de la cizaña. Mientras tanto, la vida nos ofrece muchas posibilidades. Nuestra opinión bien formada puede ser mucho más importante que la de quienes tanto salen en la tele, la radio o en los periódicos. Palabra.

lunes, 24 de agosto de 2015

NUESTRO PAN DE CADA DÍA

Las principales necesidades que tenemos los seres humanos son la comida, el vestido y un techo bajo el que guarecernos. Pertenezco a aquella generación que, en su infancia, pasó muchas privaciones. El plato único al día, ayuno obligado por la necesidad, era para muchos de nosotros una realidad cotidiana. Los años pasaron y la sociedad fue evolucionando. España vivió una gran transformación, con avances sociales que es justo reconocer. No solo debemos alimentar nuestros cuerpos, sino también nuestro espíritu. Tenemos que tener capacidad de discernimiento para poder distinguir el bien y el mal y esforzarnos en la búsqueda del bien común. Entre nosotros, viven personas con las que quizá nos cruzamos por la calle y tienen hambre y sed de justicia. Sus demandas merecen ser escuchadas. Cada día tiene sus propias inquietudes. Los diferentes medios informativos, en su afán de aumentar el número de seguidores, en ocasiones, dan demasiado espacio a hechos y opiniones que no lo merecen. Cada cual debe procurar formar su opinión basándose en sus propias experiencias y el conocimiento que va teniendo de la realidad. El apoyo a quien lo merezca y la crítica cuando así convenga, deben ser el pan nuestro de cada día en defensa de nuestros legítimos intereses. No debemos prestar más atención a quien más grite, hable mejor o sea más guapo. Todo esto es accidental y pasajero. Nuestra opinión, en ocasiones, es silenciada y secuestrada por políticos y creadores de opinión, que tienen intereses muy distintos a los nuestros. No quiero terminar dejando una sensación de pesimismo. Con esfuerzo y colaboración, podremos conseguir que el mundo sea un poco mejor.
 

sábado, 25 de julio de 2015

SANTIAGO APÓSTOL

Hoy celebramos, con gran solemnidad, la festividad del apóstol Santiago, patrono de España. Fue uno de los doce apóstoles de Jesús y murió decapitado en Jerusalén. En la devoción a Santiago el Mayor podemos destacar dos aspectos. Uno, es la figura de nuestra niñez que presenta al apóstol como un aguerrido guerrero a caballo que lucha contra los musulmanes. En la Edad Media, los guerreros cristianos, antes de entrar en combate, se encomendaban al apóstol pidiendo auxilio y fortaleza. Aun siendo cierto, que los reinos cristianos le tenían por su patrono y protector, esta figura ha ido decayendo a lo largo de los años. Otra imagen, más actual, es la del peregrino, con su concha y su bastón. Caminante incansable, sin ceder a la fatiga, cuentan que llegó hasta el extremo más occidental de la tierra entonces conocida. Sabemos que intento llevar el mensaje de Cristo a los vascones, con poco éxito. Ya era el año 51 cuando, a las orillas del Ebro, se encontraba meditando sobre si seguir con su misión en aquellas tierras o marchar a Roma. Se encomendó a María y entonces, se produjo el encuentro con la Virgen, que vivía en Jerusalén y se le apareció sobre una columna. Tras consolarle, le encomendó la tarea de edificar allí un templo y posteriormente volver a Jerusalén. Tal y como le había anunciado la Virgen fue hecho prisionero y alcanzó la palma del martirio, muriendo decapitado. Sus discípulos llevaron el cuerpo hasta Galicia. Muchos años después, unos campesinos vieron una estrella que indicaba un lugar. Excavaron la tierra y encontraron los restos del apóstol. Así, aquel lugar tomó el nombre de Compostela, campo de la estrella.

jueves, 23 de julio de 2015

UXUE BARKOS, PRESIDENTA DE NAVARRA

Uxue Barkos ha tomado posesión como presidenta del Gobierno de Navarra. Debe ser consciente de la gran responsabilidad que adquiere en un cargo que obtiene, no por decisión de los ciudadanos que en una mayoría muy amplia le negaron su confianza, sino por haber conseguido el apoyo de la mayoría de los parlamentarios. El apoyo de la calle tendrá que ganárselo día a día. No nos bastan bonitas palabras que pronto se olvidan. Es costumbre a los nuevos dar cien días de tregua para que vayan conociendo la situación encontrada y fijando prioridades en la acción del nuevo ejecutivo. En este caso no será posible. El respeto a Navarra, sus fueros y tradiciones se exige desde el primer minuto. Es la presidenta quien debe dar ejemplo de lealtad institucional y de cumplimiento de la palabra dada. La falta de apoyo ciudadano no se puede ocultar por una mayoría raspada en el Parlamento, donde ha unido intereses muy distintos. No será fácil tomar decisiones, fijar prioridades e identificar el interés común por encima de demandas puramente ideológicas. A pesar del lamentable espectáculo ofrecido por el Parlamento, la pasada legislatura, cuando la oposición trató de suplantar al Gobierno pidiendo cosas imposibles, Navarra ha progresado en los últimos años. Uxue Barkos debe estar por encima del debate partidario. Todos sabemos que el programa de investidura no pasa de ser un catálogo de intenciones, buenas o malas, acertadas o equivocadas. Deben ser tamizadas por la realidad de cada día. La presidenta debe luchar por el pueblo, con el pueblo, pero nunca contra el pueblo. Es hora de que el nuevo Gobierno comience a trabajar. En mi labor de oposición como ciudadano, no escatimaré mi crítica si lo merece, pero también tendrá mi apoyo cuando sea necesario por el bien de Navarra. Es mi propósito y mi obligación como navarro. Suerte, presidenta.

martes, 7 de julio de 2015

¡¡VIVA SAN FERMÍN!!

La devoción a San Fermín está profundamente arraigada en esta tierra. En Navarra tenemos dos patronos. Hace siglos, hubo grandes discusiones sobre quién debería ser nuestro patrono. Poderosas razones tenían quienes apoyaban a San Francisco Javier, patrono de las misiones, apóstol de las Indias y navarro universal. Con igual empeño, los navarros defendían a San Fermín que trajo la fe en Cristo a esta bendita tierra. La controversia se resolvió otorgando a ambos el título de copatronos de Navarra. Bajo el atuendo oficial, blanco y rojo, podemos encontrar a personas de variada condición social, los pamplonicas. Políticos que días atrás se enfrentaban con vigor tratando de convencer de la bondad de sus argumentos, comparten una amigable conversación. Los temas pierden su trascendencia y San Fermín puede ser un tema que todos acepten de buen grado. Actos religiosos y lúdicos se van celebrando en singular armonía. Encierros y corridas de toros se suceden cada día con diferente suerte para protagonistas y espectadores. Quien a esta tierra viene, pasa a ser espectador y protagonista de unas fiestas en las que cada cual puede elegir su grado de participación. Muchos medios informativos transmiten a todo el mundo sus impresiones de unas fiestas que no dejan a nadie indiferente. Fiestas en las que podemos encontrar actos apropiados para cualquier edad. Los ojos inocentes de los niños, cautivados por kilikis y cabezudos, nos preguntan por los gigantes. Los gigantes de Pamplona, hace años desfilaron majestuosos por la V avenida de Nueva York ante el asombro y simpatía de los neoyorkinos. ¡¡VIVA SAN FERMIN!!



lunes, 25 de mayo de 2015

NO LLORES POR LA LECHE DERRAMADA

El desconocimiento culposo de nuestra historia nos hace repetir errores, generación tras generación. El 14 de abril de 1931, tuvieron lugar elecciones municipales. La división de la sociedad española era evidente. Cuando todavía se estaba realizando el recuento de votos, contra todo derecho, fue proclamada la república. El rey Alfonso XIII partió hacia el exilio. Nadie preguntó al pueblo lo qué quería, ni organizó ningún referéndum. La experiencia fue un fracaso rotundo y la consecuencia, una terrible guerra fratricida, con un millón de muertos, donde hubo héroes y mártires. Cuando murió Franco, que había vencido en aquella terrible contienda, hubo un acuerdo tácito entre los protagonistas de la política de entonces para realizar una transición pacífica hacia una democracia plena. Fue un ejemplo de generosidad por parte de personas que habían estado en bandos opuestos. Y hubo elecciones libres y una Constitución, del consenso y la reconciliación, que aprobada por el pueblo en referéndum, nos ha permitido vivir en paz y concordia hasta la actualidad. Y han gobernado personas de variadas ideologías, que se han ido alternando al servicio de los ciudadanos. Como si fuéramos víctimas de una maldición bíblica, estamos sufriendo una dura crisis económica, acompañada de una relajación ética y moral, que hemos dado en llamar corrupción. Es cierto que ha habido comportamientos que merecen reproche social, pero también ha habido condenas sin juicio y acusaciones injustas que dificultan la convivencia y nuestra capacidad de juicio. Nadie ha ganado en estas elecciones y todos hemos perdido nuestra inocencia. No llores por la leche derramada. Ciertamente, ha llegado un cambio, pero ni la extrema izquierda de Podemos, ni la falsa ingenuidad de Ciudadanos, van a resolver nuestros problemas, ni responder a ninguna de nuestras aspiraciones. Hemos roto el cántaro, pero de nosotros depende reclamar nuestros derechos y luchar por recuperar la libertad perdida un día de mayo de 2015.     

domingo, 24 de mayo de 2015

PENTECOSTÉS

Hoy celebramos, con gran solemnidad, la festividad de Pentecostés con la que finaliza el ciclo pascual. En el quincuagésimo día después de la Ascensión del Señor, se encontraban reunidos los apóstoles con la Madre de Jesús. De pronto, se escuchó un fuerte viento y pequeñas lenguas de fuego se posaron sobre cada uno de ellos.  Fue algo prodigioso. Quedaron llenos del Espíritu Santo y empezaron a hablar en lenguas que desconocían. La fiesta judía de Pentecostés, que recuerda la entrega por Dios a Moisés de las tablas de la Ley, motivaba la presencia de muchos extranjeros y visitantes que llegaban a Jerusalén desde todas las partes del mundo para celebrar la fiesta judía. Cada uno de ellos oía hablar a los apóstoles en su propio idioma y quedaban admirados por lo que estaban escuchando. Desde ese momento, los apóstoles, dejando atrás miedos e inquietudes, salieron a predicar y a dar testimonio de las enseñanzas de Jesús. Una gran misión tenían que cumplir, con la fuerza que el Espíritu Santo les había dado: Llevar la palabra de Jesús a todas las naciones y bautizar a todos los hombres y mujeres en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Así y en ese día, es cuando podemos decir que comenzó a existir la Iglesia que, veinte siglos después, sigue firme como una roca, a pesar de los ataques que sigue recibiendo, con el sacrificio de tantos santos y mártires, que llegan a dar hasta su propia vida movidos por su fe.

domingo, 26 de abril de 2015

ENSAYO SOBRE LA FELICIDAD

La búsqueda de la felicidad es una aspiración que en una sociedad opulenta está destinada al fracaso porque pone el acento en la posesión de bienes materiales o el logro de objetivos a muy corto plazo. Es un estado emocional pasajero y a veces solo fugaz. Esos momentos de alegría que podemos tener cuando se producen hechos de nuestro agrado. Puedo ser feliz cuando recojo el fruto de mi esfuerzo y la cosecha es abundante, cuando acierto en mis decisiones o cuando encuentro satisfacción en hacer cosas buenas y positivas como ayudar a quien lo necesite, si está en mi mano la forma de aliviar sus necesidades. En algunas fiestas y celebraciones, expresamos nuestro deseo a otras personas de que sean felices. La felicidad, aun siendo un sentimiento personal, debe ser compartida para que sea auténtica. No es compatible con el egoísmo o la intolerancia, el afán de imponer nuestras ideas, sin escuchar a quien nos habla desde su corazón. En demasiadas ocasiones equivocamos el camino y sólo conseguimos insatisfacciones porque pretendemos lograr cosas que quizá estén por encima de nuestras posibilidades. La vida, cada día, nos ofrece enseñanzas que no podemos rechazar. No valoramos lo suficiente las pequeñas anécdotas de cada día: la sonrisa de un niño o de una madre, la profunda mirada de ese anciano o enfermo al que vemos en algunas ocasiones. Hemos logrado que, al menos por unos minutos, logren ser felices y así nos lo agradecen. Aunque sea por un instante, mientras expreso mis mejores sentimientos, puedo decir que soy feliz. Muchas gracias al amable lector que me ha seguido hasta aquí. Tiene todo mi agradecimiento.

domingo, 5 de abril de 2015

CRISTO HA RESUCITADO

La resurrección de Cristo es un hecho histórico y un fundamento de nuestra fe. Éste hecho real es vida y gozo de quienes en el bautismo han muerto y resucitado con Él. En el testimonio diario de nuestra fe que hacemos en el Credo proclamamos que Jesucristo "resucito de entre los muertos". Esta afirmación está basada en los textos evangélicos que nos transmiten y nos permiten conocer la primera predicación de los apóstoles. El sepulcro vacío, la piedra removida, son señales a las que difícilmente podemos darles otra explicación. En los días posteriores a la resurrección, Jesús tuvo diferentes apariciones y quienes lo vieron dan testimonio veraz de todo lo vivido. No fue fácil para los apóstoles y otras personas aceptar una realidad tan extraordinaria que se sitúa por encima de nuestro propio entendimiento. Cabe destacar, aquí y ahora, la importante participación de las mujeres que acudieron, muy de mañana al sepulcro y comunicaron la buena nueva a los apóstoles. En la primera aparición en el Cenáculo, no estaba Tomás entre los apóstoles. Cuando le dan la buena noticia, se resiste a aceptarla. Duros habían sido los acontecimientos vividos y no llega a entender lo que le están diciendo. Cuando, en una aparición posterior, también en el Cenáculo, se encuentra con Jesús, Tomás cree. También nosotros, hemos tenido dudas. Con la fe hemos sabido vencerlas y estamos plenamente convencidos. Sí, creemos que Cristo resucitó y esta realidad nos hace ver la muerte de otra manera. Es una puerta abierta o al menos entornada, hacia una plena vida sin penas ni tristezas. Sentimos la pérdida de los seres queridos, pero nos consuela la fundada esperanza en una vida nueva y la definitiva resurrección al final de los tiempos. Ésta es nuestra fe y así doy testimonio.

viernes, 3 de abril de 2015

CRISTO HA MUERTO

REFLEXIONES AL PIE DE LA CRUZ EN EL DÍA DE VIERNES SANTO.
No es fácil comprender los sentimientos que tengo en estos trágicos momentos. Las imágenes de estos días pasan ante mis ojos sin que sea capaz de hacer una síntesis de lo ocurrido. ¿Puede el Hijo de Dios morir?, pregunto al teólogo. No obtengo respuesta. Quien no hizo daño a nadie, ni pudo merecer reproche alguno, puso sobre sus hombros nuestros pecados, llegando a ofrecer su vida en supremo holocausto. Le he seguido por los caminos de Palestina, he escuchado sus enseñanzas en parábolas que en la actualidad siguen teniendo plena vigencia. Las Bienaventuranzas, en el Sermón de la Montaña, rompieron un sistema de valores al que nos habíamos acomodado. Te pones, Señor, al lado de  los que sufren, los que tienen hambre y sed de justicia, los misericordiosos, los limpios de corazón, los que buscan la paz. Qué distinto de nuestro mundo egoísta, donde queremos subir escalones en la sociedad, por encima de quien se ponga delante y no aceptamos otras razones que las nuestras. He pecado, Señor. Imploro tu perdón y misericordia. Mi fe es, a veces, frágil y puede sucumbir ante las acometidas del demonio. Corremos, como Judas, el riesgo de traicionarte. No comprendemos tu amor y misericordia. Tengo plena confianza de que siempre acoges un corazón arrepentido. Duro y cruel fue tu Vía Crucis. Cuando, camino del Calvario, llevabas el madero de la Cruz, ¿dónde estaba yo para ayudarte y acompañarte en tu tormento? No encuentro razones para entender tu amor sin límites, tu entrega hasta el final. ¿Qué respuesta podemos dar, desde nuestra pequeñez, cuando te muestras en el rostro de ese huérfano, enfermo o desamparado? Confías en nosotros, pero no te reconocemos. En estos momentos de dolor y recogimiento, meditemos sobrecogidos sobre el duro relato de los hechos que estamos recordando. ¡¡CRISTO HA MUERTO!! Resucitará como lo había anunciado. Ésta es mi fe y éste mi compromiso.




jueves, 2 de abril de 2015

DIA DE JUEVES SANTO

Hoy es Jueves Santo, un día importante de la Semana Santa que se celebra con fervor y devoción en muchos lugares de España. La liturgia nos invita a profundizar en el misterio de Cristo. Quien quiera seguir su ejemplo deberá sentarse a su mesa y ser espectador atento de todo lo que aconteció en aquella noche santa. En el Cenáculo, se reunió, por última vez, con sus apóstoles, a celebrar la cena de Pascua. Tengo razones para creer que María estaba presente y acompañaba a su Hijo en aquellos decisivos momentos. Como signo de humildad y sencillez debemos considerar que Jesús lavase los pies a todos sus discípulos, pidiéndoles que ellos también se los laven unos a otros. En la liturgia, el sacerdote lava los pies a doce feligreses. El evangelio de San Juan presenta a Jesús "sabiendo que el Padre había puesto todo en sus manos, que venía de Dios y a Dios volvía, nos da un ejemplo de amor hasta el límite". A todos nos escucha y acoge sin reservas. En aquella memorable noche, quiso quedarse, sacramento permanente, en forma de un pan y un vino convertidos en su Cuerpo y en su Sangre para todos que, con fe, quieran recordarle y aguarden su venida definitiva al final de los tiempos. De esta forma, antes de ser entregado a sus enemigos, Cristo se entrega como alimento.  Así quedó constituida la Eucaristía y el sacramento del Orden Sacerdotal..

sábado, 28 de marzo de 2015

DOMINGO DE RAMOS

Con la celebración del Domingo de Ramos comienza la Semana Santa. Unos días dedicados a recordar unos hechos acaecidos hace casi dos mil años. Días de contrastes y sentimientos encontrados. Ya no se llenan los templos como en épocas pasadas, pero las celebraciones pascuales siguen teniendo extraordinario valor para aquellos fieles que, en medio de las dificultades, dan testimonio de nuestra fe a pesar de las embestidas de una sociedad que da la espalda a realidades más trascendentes. Jesús va a Jerusalén, por última vez, a celebrar la Pascua con los apóstoles. María estaba con ellos. Antes de entrar en la ciudad, a lomos de un burrito, la gente tendía sus mantos por el camino, recibiéndolo como a un rey. Gritaban "¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Hosanna en las alturas!". Mezclado entre ellos, si miráis con atención, podréis reconocer a este cronista que da fe de estos sucesos. Hombres, mujeres y niños, con sus problemas y ocupaciones, compartían un mismo interés por seguir a Jesús. Habían visto sus milagros y escuchado sus palabras que les habían devuelto la esperanza en un mesías salvador. La realidad de la vida diaria bajo la dominación romana era muy dura y confiaban en quien les había hablado en parábolas, con un lenguaje sencillo que todos entendían. Muchos siguieron a Cristo en estos momentos, pero pocos le acompañaron cuando llegó la hora de su pasión y muerte. Este recibimiento no gustó a quienes como los fariseos veían amenazados sus intereses y conspiraban buscando la muerte de Jesús. Ésta es mi fe y éste mi firme compromiso.


 

lunes, 23 de febrero de 2015

CUARESMA, TIEMPO DE CONVERSIÓN

La Cuaresma es un tiempo de penitencia para la conversión y renovación interior con el fin de prepararnos de una manera más adecuada para la celebración de los misterios pascuales. Es una oportunidad para reflexionar sobre nuestra relación con Cristo y nuestros hermanos. Conscientes de nuestras imperfecciones, debemos arrepentirnos de nuestras faltas y hacer un propósito sincero de procurar vivir como verdaderos creyentes, comprometidos con Cristo. Es el momento del cambio, de la conversión sincera. Vivimos agobiados, abrumados a veces, por los temas de aquí abajo, que van surgiendo en nuestra vida cotidiana. Mirad hacia arriba, procurando salir de la rutina diaria que nos muestra temas que quizá no sean tan importantes. Os invito, amigos, a seguir el camino hacia Cristo acompañándome en la oración, la escucha silenciosa y atenta de la Palabra de Dios, compartiendo nuestro tiempo con el prójimo y esforzándonos en la realización de obras buenas. La Cuaresma es el tiempo del perdón y de la reconciliación fraterna. Aprendamos a conocer y llevar la Cruz de Jesús para alcanzar la gloria de la resurrección. Va a ser difícil, varias veces nos caeremos y volveremos a levantarnos. Es momento de apartar algunas cosas que nos distraen y dificultan nuestro encuentro con nuestros hermanos. Vamos a caminar juntos, poniendo más énfasis en lo que nos une que en lo que nos separa. Ésta es mi fe y éste mi testimonio.

domingo, 8 de febrero de 2015

MANOS UNIDAS CONTRA LA POBREZA

La pobreza en el mundo es una realidad con la que convivimos. Yo soy pobre y toda mi vida he sido pobre. Me he acostumbrado a vivir con austeridad y a renunciar a cosas y actividades comunes en esta sociedad. La austeridad y una administración rigurosa de nuestros escasos recursos es una auténtica necesidad para nosotros. Manos Unidas, en sus campañas, no habla de ese tipo de pobreza. Es la asociación de la Iglesia en España para la ayuda, promoción y desarrollo de los países que se quedaron atrás por diferentes razones; organización no gubernamental de voluntarios, católica y seglar. Su labor merece todo nuestro reconocimiento. este año nos dice "Luchamos contra la pobreza ¿te apuntas?". Es una propuesta sugestiva para seguir construyendo un mundo  más humano y digno. Nuestro apoyo y solidaridad con los pobres entre los pobres es importante. La aportación económica que podamos realizar, por pequeña que sea, contribuye a la financiación de programas, planes y proyectos de desarrollo integral para hacer frente a situaciones de hambre y subdesarrollo. Sus fondos proceden de las cuotas de socios, colecta anual en las parroquias, donativos y aportaciones de colegios, empresas y organismos públicos entre otros. Podemos tener la plena confianza de que los recursos económicos que ponemos en sus manos serán administrados con rigor y destinados para estos fines.

domingo, 25 de enero de 2015

GRECIA, ENTRE EL TEMOR Y LA ESPERANZA

Los griegos acuden hoy a los colegios electorales para depositar su papeleta en las urnas. Se sienten desorientados. Su situación, fruto de unas políticas equivocadas y unos gobiernos incompetentes, es mala. La resignación es mala consejera y la oportunidad de cambio supone un riesgo que no se sienten capaces de apreciar en su justo valor. Cambiar, ¿para qué? Han sufrido una medicina de caballo, pero quizá y escribo quizá, el cambio prometido no sea más que una ilusión efímera, pasajera que oculte una realidad que nos espera, no sólo a los griegos sino a todos los europeos si nuestra decisión es equivocada. La Corte de los milagros no existe, ni soluciones mágicas para problemas complejos. Quiero expresar mi sincero deseo de que los electores griegos acierten en su decisión. Desde España, seguimos con interés un proceso electoral que a todos nos afecta aunque no podamos intervenir. Vaya para Grecia y los griegos nuestro apoyo y solidaridad. Su suerte, buena o mala, puede ser la nuestra. Grecia no es España, ni Syriza es Podemos. España está saliendo, gracias a nuestros sacrificios y unas políticas valientes y arriesgadas, de una larga crisis. Pablo Iglesias es un novato en política, que nos regala los oídos con propuestas que cambia cada día por ilusorias e impracticables. Es cierto que los programas electorales no se cumplen en su integridad, pero al menos hay que pedirles cierta coherencia. Gobernar es tomar decisiones, establecer prioridades. El buen gobernante debe pensar en los intereses de todos, no sólo de los que le han votado. La España de Podemos no es real y el despertar, tras las elecciones, si la decisión de los griegos hoy y la nuestra dentro de poco tiempo no es acertada, puede ser el comienzo de la verdadera pesadilla. No pretendo apelar al miedo, no es mi estilo. Yo denuncio los juicios paralelos, las decisiones condicionadas por intereses económicos de algunos medios informativos y cadenas de TV. Servir el interés común puede ser una utopía inalcanzable, pero debe ser una exigencia de quienes somos lectores, espectadores, actores y víctimas, en definitiva, de esta representación en la que se ha convertido la sociedad en la que vivimos.